La invasión del espacio público


Es la una del mediodía. Cuando suena el timbre, miles de chicos de todo el país caminan desde las aulas hasta los parques, las paradas de colectivo, los shoppings del barrio. Llevan las netbooks en la mochila o abajo del brazo; ocupan los bancos vacíos de las plazas y pasan buenos ratos escribiendo, jugando, enseñándose entre sí curiosidades. Se conocen y conocen más del mundo en el que viven porque tienen entre las manos un recurso que abre tanto oportunidades de aprendizaje en la escuela, como un nuevo e inédito mundo de posibilidades de articulación con toda la sociedad de la que forman parte.

Porque a partir de que estos jóvenes, en muchos casos pertenecientes a hogares en situación de riesgo, tienen una herramienta que además de servirles de estímulo les permite abrir nuevos horizontes, encuentran en la tecnología un puente: un vehículo que puede ayudarlos a ocupar provechosamente su tiempo y a desarrollar su creatividad superando las limitaciones de su situación social de origen.

Es que la inclusión digital implica hoy esa posibilidad de romper barreras, de reunir a las nuevas generaciones sin distinción de procedencia a través de propuestas que contemplen el uso de nuevas herramientas tecnológicas. Lejos de fomentar el aislamiento de los jóvenes respecto de su medio, como bien podía suponerse durante las décadas anteriores, las netbooks los habilitan hoy a desarrollar sus capacidades múltiples y a establecer simultáneamente nuevos lazos con el mundo que los rodea.

Tanto más se amplían estas posibilidades de comunicación si tenemos en cuenta el aprovechamiento que hacen los alumnos de la conectividad Wi-Fi a la que pueden acceder desde sus equipos en los espacios que frecuentan; utilizando también Internet como una red para el intercambio de conocimientos y de experiencias. 

De algún modo, este escenario puede ser análogo a lo que siempre ha significado el  deporte  como articulador en las comunidades. Si años atrás los clubes, los municipios, las organizaciones barriales, los centros culturales, nucleaban la actividad de los jóvenes o sus familias mediante la utilización del deporte como herramienta; hoy esta posibilidad de articulación social puede potenciarse y extenderse a través del uso de las netbooks.

Y si hablamos de extender los lazos es porque las TIC brindan no sólo la capacidad de crear nuevas actividades en el centro de las mismas comunidades, sino también la oportunidad de generar vínculos intercomunitarios para el desarrollo de proyectos conjuntos. Yendo un paso más allá, hoy es posible pensar incluso en redes y en relaciones duraderas que se establezcan entre colectividades no sólo a lo largo sino también por fuera del territorio nacional. 

Pero para esto hace falta aceptar el desafío: Tomar nota y empezar a pensar en programas, actividades, espacios de inclusión, propuestas pedagógicas y de entretenimiento que tengan a los jóvenes y sus netbooks como protagonistas. Es necesario que los adultos los acompañen en el proceso de formación de criterios de verdad y de valor que posibiliten absorber críticamente enormes cantidades de información. Y hace falta también que sean muchos los actores sociales, cada vez más, los que reconozcan esta capacidad de las TIC de apropiarse del conocimiento y del espacio para crear propuestas que permitan a los jóvenes construir un futuro en amplitud e igualdad de oportunidades.

Anuncios

Acerca de Pablo A. Fontdevila

Licenciado en Física de la Universidad de Tucumán y diplomado en “Globalización e Integración Regional” en la Georgetown University, Fontdevila es un profesional con una extensa trayectoria dentro de la gestión pública en posiciones de relevancia tanto en el ámbito del Poder Ejecutivo así como en el legislativo. Aactualmente es Subdirector Ejecutivo de Planificación y Coordinación de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA).
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La invasión del espacio público

  1. Pingback: La invasión del espacio público :Observatorio de RELPE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s